Las últimas

Ataques en Odesa y más armas para Ucrania

Las tropas rusas intensificaron la ofensiva en la ciudad portuaria de Odesa al tiempo que continuaba el asedio a la acería Azovstal, de Mariupol. A un día de la celebración del fin de la Segunda Guerra Mundial, con los cruces de interpretaciones entre Kiev y Moscú sobre el triunfo de la URSS sobre el nazismo, no se produjo ninguna de las elucubraciones de gran parte de los medios occidentales acerca de una declaración formal de guerra de Vladimir Putin y el anuncio de algún tipo de ofensiva final en el norte de Ucrania. El Estado Mayor ucraniano, sin embargo, informó que los rusos «continúan preparando operaciones ofensivas en las regiones de Liman y Severodonetsk» en el Donbass y mantienen sus ataques sobre la acería, último foco de resistencia en esta ciudad portuaria del sureste. Todo indica que las estrategia rusa consiste en ocupar el sur del país -que es de población mayoritariamente rusoparlante- y no extenderse hacia el norte. En EEUU, a su vez, fue aprobado un proyecto de ley enviado por Joe Biden que flexibiliza requisitos para prestar o alquilar equipo militar a Ucrania. Es una normativa que data de la Segunda Guerra, cuando la administración de Franklin Roosevelt usó ese recurso para proveer de armamento a los países que luchaban contra la Alemania nazi.