Las últimas

Avances contra el Parkinson de científicos argentinos y franceses

Investigadores del Conicet tucumanos junto con científicos franceses presentaron un estudio donde se revelan avances en el desarrollo de una molécula que puede llevar a la cura del mal de Parkinson. El trabajo, publicado en la revista especializada Cells, demostró en estudios in vitro que un derivado del antibiótico tetraciclina demeclociclina (DMC), tiene efectos protectores sobre las neuronas que se ven afectadas en la enfermedad de Parkinson (EP). La investigación encabezada por Rosana Chehín, doctora en Bioquímica e investigadora del Conicet en el Instituto de Investigación en Medicina Molecular y Celular Aplicada (IMMCA, Conicet-UNT-Siprosa), de Tucumán, y Bruno Figadère, del Instituto del Cerebro de París, de la Universidad de Paris-Sud Saclay, en Francia, sienta las bases para pasar a estudios preclínicos y comprobar si efectivamente puede detener la progresión de una patología que afecta al 1% de la población mayor a 65 años. «De acuerdo a la literatura científica y a resultados de trabajos previos que realizamos con el grupo de investigación, sabíamos que hay algunas tetraciclinas que tienen capacidades neuroprotectoras, lo que serviría para un uso potencial tanto para Parkinson como para Alzheimer, que son las dos enfermedades que estamos investigando», dijo Rodrigo Tomas-Grau, coautor del estudio y becario posdoctoral del Conicet en IMMCA, a la agencia Télam. «Lo que hicimos junto al Instituto del Cerebro de París fue sintetizar una nueva molécula a partir de la demeclociclina a la que le modificamos un par de cosas para quitarle la capacidad antibiótica», agregó. De aquí en más, indicó Tomas-Grau, restaría probar en modelos animales (ratones transgénicos que tienen características de la enfermedad) «lo que se llaman estudios pre-clínicos, para comprobar eficacia y seguridad» y recién entonces se podrían pasar a ensayos en humanos.