Las últimas

Celebraciones cruzadas por el fin de la II Guerra Mundial

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, celebró la victoria de la Unión Soviética sobre la Alemania nazi en 1945 con un desfile militar en la Plaza Roja de Moscú y en un discurso de fuerte contenido épico dijo que el Ejército ruso está combatiendo en Ucrania «para defender a la patria» contra una «amenaza inaceptable» de aquel país, que recibe apoyo de Occidente. Al mismo tiempo, el mandatario ruso pidió hacer lo posible para evitar «el horror de una nueva guerra mundial». En Alemania, en tanto, el canciller federal Olaf Scholz, subrayó la responsabilidad histórica de su país con Ucrania se mostró convencido de que Rusia no ganará la guerra. «Hemos aprendido una lección central de la catastrófica historia de nuestro país entre 1933 y 1945; nunca más guerra, nunca más un genocidio, nunca más tiranía, defendemos la ley y la libertad, del lado de los atacados», dijo un discurso televisado en el que justificó el hecho de que por primera se enviaron armas a una zona de guerra.