Las últimas

Cigarrillos electrónicos prohibidos

Finalmente, el ministerio de Salud prohibió la importación, publicidad y venta de productos de tabaco calentado. La decisión se fundamenta en que representan un riesgo para la salud de la población e incentiva comportamientos adictivos en los jóvenes. Si bien en el país su consumo es relativamente bajo (1,1% de la población adulta en 2018), el porcentaje es del 7% entre la población de 13 a 15 años. La prohibición, que entró en vigencia hoy, comprende tanto el dispositivo como a los «cartuchos y barras de tabaco para ser calentadas en dichos sistemas». Sin embargo, la tabacalera Massalin Particulares se opone a la resolución ya que «va a contramano del más esencial sentido común y de los avances de la ciencia, homologados por agencias de salud a nivel global, aislando a Argentina de los avances que hoy ya existen en el mundo».