Las últimas

COVID-19 ralentiza la economía china

Según estimaciones de la agencia Fitch Ratings, el PIB de China crecerá 4,3% este año, en lugar del 4,8% que había pronosticado anteriormente. Las cuarentenas impuestas por la pandemia, que afectaron a más de 20 ciudades del país asiático en el último mes y constituyen una política sanitaria de «cero tolerancia» frente al virus, fueron la principal causa. La ciudad más afectada es, precisamente, la capital económica del país, Shanghai. A su vez, crece el temor de que restricciones similares se apliquen sobre Beijing. Si bien Fitch Ratings estima que las disrupciones y confinamientos terminarán este mes, la agencia detectó riesgos que continuarán afectando a la economía, incluyendo la posibilidad de un retraso en el relajamiento de los actuales confinamientos y sucesivas cuarentenas por los rebrotes de coronavirus que ya produjeron los primeros efectos en la actividad económica.