Las últimas

Desvío de fondos para mantener a Pinochet

El ex comandante en Jefe del Ejército de Chile, Oscar Izurieta, procesado y con prisión preventiva por malversación de fondos públicos, reconoció que usó dinero de la fuerza para financiar ilegalmente al dictador Augusto Pinochet y su familia. Su declaración ante la Justicia se produjo en el marco de la causa llamada «Milicogate», que investiga su participación y la de otros 50 altos oficiales retirados del Ejército en el desvío de una suma equivalente a unos 7,8 millones de dólares. En el testimonio ante la jueza Romy Rutherford, el exjefe militar adujo que parte del dinero robado se usó para mantener a Pinochet, quien falleció en diciembre de 2006, y posteriormente a su viuda, Lucía Hiriart –quien murió en diciembre pasado– y a sus hijos. «El general Pinochet gastaba mucha plata porque era una persona que mucha gente hubiese querido que muriera antes de su muerte natural, había mucha animadversión contra él y por eso había que cuidarlo», afirmó Izurieta, según publicó el diario santiaguino La Tercera.