Las últimas

Esquina Floreal «El Negrito» Avellaneda

«En esta esquina recordamos la vida de Floreal “El Negrito” Avellaneda, militante detenido-desaparecido por el terrorismo de Estado el 15-04-76». Así reza un cartel emplazado en la Esquina de Memoria, ubicada en Lerma y Salas, de la localidad bonaerense de Hurlingham. Esta es la primera placa de todas las que se van a inaugurar a metros de las viviendas de 138 vecinos desaparecidos. Su madre, Iris de Avellaneda, presidenta de la Liga Argentina por los Derechos Humanos y de la Asociación de Sobrevivientes, Familiares y Compañeros de Campo de Mayo, participó de la inauguración. El Negrito Avellaneda militaba en la Federación Juvenil Comunista y fue secuestrado cuando tenía 15 años por una patota que había ido en busca de su padre, quien trabajaba en una pyme, pero que había sido delegado de una empresa metalúrgica. Esa noche, el padre logró escapar por los techos, pero la patota secuestró ilegalmente a su esposa Iris y al chico. Iris logró sobrevivir a pesar de las torturas, pero el cuerpo de Floreal fue uno de los ocho cadáveres encontrados en las cercanías del puerto de Montevideo, Uruguay.