Las últimas

Exaliado de Bolsonaro, atrincherado y a los tiros

El exdiputado Roberto Jefferson, uno de esos personajes de la política brasileña más cuestionados por sus vaivenes siempre al borde de la legalidad y últimamente aliado del presidente Jair Bolsonaro, fue detenido este domingo tras resistirse a ser detenido por fuerzas policiales en el marco de un proceso ordenado por el Supremo Tribunal Federal (STF). Jefferson hirió con disparos fusil a dos agentes que lo iban a buscar a su residencia de las afueras de Río de Janeiro a los que les había arrojado granadas. Permaneció siete horas atrincherado en su mansión hasta que el propio presidente envió a su ministro de Justicia Anderson Torres a negociar la entrega. La orden de prisión del STF es por haber violado las normas de su prisión domiciliaria tras haber sido condenado por atentar contra la seguridad nacional y promover un golpe de estado en 2021. «No me voy a entregar, es un absurdo, soy víctima de la tiranía (de la corte de justicia) y voy a enfrentarlos», declaró en videos que fue subiendo a sus redes sociales durante el incidente. Bolsonaro, a una semana del balotaje, se despegó inmediatamente de tan incómodo aliado, lo tildó de «bandido» y pidió la detención del «criminal Roberto Jefferson».