Las últimas

Excombatientes de Malvinas reclaman justicia

«No puede haber 40 años de impunidad en la Argentina y decimos enfáticamente que las torturas en Malvinas son delitos de lesa humanidad; si no se redime esta situación nunca tendremos una Argentina que pueda consagrar una democracia soberana, representativa, que defienda y proteja los derechos de los ciudadanos», afirmó Rodolfo Carrizo, presidente del Centro de Excombatientes Islas Malvinas (Cecim) de La Plata, en el acto que se realizó frente al Palacio de Justicia. Tras que un centenar de exmilitares fuera denunciado por torturar a soldados de su propia tropa durante el conflicto bélico de 1982, la causa se encuentra paralizada desde hace once meses. «El Poder Judicial viola los derechos humanos», aseveraron los denunciantes. Después de 15 años de iniciada la causa, que contiene más de 170 declaraciones de víctimas y 130 militares imputados por esos hechos –3 de ellos procesados y otros 20 con llamado a indagatoria– la Corte debe resolver si considera los hechos denunciados como delitos de lesa humanidad, lo que los convierte en imprescriptibles, o delitos comunes.