Las últimas

Exportaban harina de soja pero declaraban alimento para perros

La Aduana detectó una evasión de casi 30 millones de dólares mediante una maniobra que consistió en la exportación de harina de soja que se declaró como comida para perros. La operación permitió el pago de menos retenciones, ya que el alimento balanceado paga un tributo del 5% mientras que los derechos de exportación para el derivado del poroto es del 35%. La maniobra, destaca Página/12, se realizó entre 2011 y 2015. Agentes de la Dirección General de Aduanas-AFIP hallaron que mercadería que estaba siendo exportada como alimento balanceado para perros estaba compuesta en un 90 % de harina de soja y el 10 % restante de maíz molido y carbonatos agregados. El caso original fue de la empresa Finning Argentina S.A. Luego descubrió que este tipo de maniobras se había extendido a otras empresas del rubro, que apelaron ante el Tribunal Fiscal de la Nación (TFN), que recientemente emitió su primer precedente en el caso «Alimentos y Forrajes S.A.», en el que marcó jurisprudencia a favor de la Aduana, que mantiene otras 38 demandas del mismo calibre.