Las últimas

Furia a 300 kilómetros por hora

Sigue la tensión tras el triunfo del inglés Lewis Hamilton en el Gran Premio de Gran Bretaña. El piloto de Mercedes se impuso luego de protagonizar un incidente con Max Verstappen, quien conduce un Red Bull, por el cual el neerlandés terminó hospitalizado y fuera de carrera, mientas Hamilton sufrió una sanción de 10 segundos para la continuidad de la prueba. «Me alegro de estar bien –escribió Veerstappen en Twitter–. Estoy muy decepcionado por haber sido eliminado de esta manera. La penalidad no nos ayuda y no hace justicia para la peligrosa maniobra que Lewis hizo en la pista. Estar en el hospital y ver sus celebraciones me parecieron un comportamiento irrespetuoso y antideportivo. Pero seguimos adelante».
Ambos conductores pelean palmo a palmo la Copa de Pilotos, por eso las suspicacias estuvieron a la orden del día tras el toque que despistó al Red Bull. Hamilton dio su versión de lo ocurrido: «Estábamos a la par. Esté o no de acuerdo con la penalización, recibí el golpe en la mandíbula y seguí».