Las últimas

Gran Bretaña recauda «renta inesperada»

El Gobierno del Reino Unido anunció un impuesto a las ganancias inesperadas de las empresas energéticas productoras de petróleo y gas, con el objetivo de redireccionar, por lo menos, un total de 6.300 millones de dólares para aliviar el golpe inflacionario de los británicos. En el marco del nuevo programa, la iniciativa tomó color tras numerosas presiones de la opinión pública y una inflación que, en abril, escaló al 9% interanual (un máximo en 40 años y en todo el G7). De este modo, la administración de Boris Johnson decidió establecer un nuevo tributo dirigido a las «ganancias inesperadas» de las firmas energéticas, el cual será «temporario» y «focalizado», según aseguró en la Cámara de los Comunes el canciller de la Hacienda, Rishi Sunak. En Argentina se presiona por un proyecto de ley de «renta inesperada», con el objetivo de gravar a aquellos sectores que «sin hacer nada», obtuvieron en tiempos de pandemia y guerra en Ucrania rindes muy importantes.