Las últimas

Grecia y un impuesto a las empresas energéticas

Luego de las huelgas que se vivieron en todo el país a principios de mes en reclamo por aumentos salariales frente al encarecimiento de la calidad de vida, el Gobierno griego determinó implementar un impuesto a las empresas de energía. Además, la medida fue anunciada luego de que el RAE, un organismo regulador de energía estatal, registrara ganancias inesperadas por parte de dichas empresas. Desde Atenas informaron que el impuesto que se está planeando sería del 90% a los ingresos extraordinarios de las eléctricas y de esta forma subsidiar las facturas de los consumidores. Esta no es una situación aislada de Grecia, ya que en distintos países europeos como Reino Unido, Italia y Rumanía ya rigen impuestos a las grandes organizaciones responsables de gas y electricidad. En Reino Unido el impuesto a los beneficios de las empresas es del 65% durante un plazo de tres años, a no ser que en ese tiempo las tarifas de energía se normalicen. En Italia es del 25%, mientras que Rumanía se acerca al número propuesto por Grecia con el 80%.