Las últimas

Huelga en Francia por reclamo salarial

Francia amaneció semiparalizada por una jornada de huelga en reclamo de un aumento salarial para compensar la inflación y denunciar la respuesta del gobierno de Emanuel Macron ante el paro en las refinerías que desde hace tres semanas provoca desabastecimiento de combustible en todo el país. La convocatoria fue realizada por la CGT y otros tres sindicatos. «Pedimos un salario mínimo de 2.000 euros, que equivale a un aumento de 300 euros», dijo en la radio RTL el secretario general de la CGT, Philippe Martinez. El paro de trabajadores de la empresa ferroviaria SNCF afectará a las líneas regionales y de mediana distancia, mientras que los servicios de alta velocidad (TGV) funcionaran casi con normalidad, se informó. A fines de septiembre, los trabajadores de Esso-ExxonMobil y TotalEnergies iniciaron una huelga para pedir un incremento salarial, en un contexto de inflación del 6,2%, según el índice armonizado europeo, y de «superbeneficios» de los gigantes energéticos -más de 10.000 millones de dólares en el primer semestre de este año- de los que la mayoría de la población reclama un mejor reparto. El gobierno rechazó un impuesto a los mayores ingresos.