Las últimas

Hungría: la homofobia en cuestión

El Gobierno de Viktor Orban anunció que el pueblo húngaro podrá pronunciarse sobre la ley homófoba y transfóbica que busca «defender» a los niños y niñas de la llamada «propaganda sexual» y de la pederastia al prohibir que se hable de homosexualidad o de transexualidad en los colegios. Este texto ha provocado masivas manifestaciones en Hungría y duros enfrentamientos entre Orban y la Unión Europea. Más que un paso hacia respetar la voluntad popular húngara, este anuncio de referéndum llega como una forma para Orban de subir la apuesta ante la Unión Europea (UE). La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, describió a la ley como «vergonzosa» y varias voces del bloque comunitario han repetido que las políticas homófobas de Orban no tienen lugar dentro de la UE. El Gobierno húngaro no especificó qué consecuencias tendrá el referéndum. La votación no tiene fecha y no se sabe si el resultado influirá en la derogación de la ley, en caso de que la mayoría de los húngaros la rechacen.