Las últimas

Identificaron restos en el Pozo de Vargas

Pertenecen a la joven Rosa Rina Alarcón quien tenía 27 años al momento de ser secuestrada el 25 de octubre de 1976, durante la última dictadura cívico-militar. Rosa era madre y trabajaba en una óptica en la localidad de Concepción de Tucumán. La última vez que fue vista con ida se encontraba en el Arsenal Miguel de Azcuénaga a donde había sido llevada luego de que el auto en el que se trasladaba junto al dueño de la óptica fuera interceptado, sobre el río Gastona. Es en ese lugar donde precisamente fue vista e identificada por dos testigos de apellidos Augier y Barrionuevo, quienes también señalaron que mientras estuvo allí fue obligada a repartir comida entre los demás detenidos. Rosa permaneció en ese lugar hasta marzo de 1977, cuando fue llevada para ser asesinada. Ahora, sus restos ya identificados por los profesionales del Colectivo Arqueología Memoria e Identidad de Tucumán (CAMIT) serán restituidos a su familia en Catamarca, según consigna el matutino Página 12.