Las últimas

Italia: primer suicido asistido

Si bien en Italia la eutanasia es legal desde 1997, la realidad es que las trabas legales, burocráticas y morales se interponen en el deseo de las personas que quieren finalizar de forma voluntaria su vida. Es por eso que después de dos grandes batallas judiciales y tras diez años cuadripléjico, falleció Federico Carboni, un hombre de 44 años, gracias a una sentencia del Tribunal Constitucional en 2019 que le permitió la eutanasia. La noticia la dio a conocer la asociación Luca Coscioni, que se dedica a la defensa de la eutanasia. Hasta el momento al hombre se lo conocía como «Mario», en pos de preservar su intimidad. En sus últimas palabras, dijo: «no niego que lamento despedirme de la vida, sería falso y mentiroso si dijera lo contrario porque la vida es fantástica y solo tenemos una. Pero lamentablemente no ha sido así. He hecho lo posible para intentar vivir lo mejor posible y recuperar el máximo de mi discapacidad, pero ya estoy al límite mental y físico», manifestó.