Las últimas

La Corte estadounidense reabre el debate sobre servicios a personas LGBT

La Corte Suprema de Estados Unidos admitió un nuevo caso que puede vulnerar derechos ya establecidos. Y reabrió un tema muy sensible. En esta ocasión se refiere a si puede el propietario de un comercio negarse a atender a clientes homosexuales invocando sus creencias religiosas. Hace cuatro años, la Corte falló a favor de un repostero de Colorado, que se había negado a hacer un pastel de bodas para una pareja gay. Pero no abordó la cuestión de si una empresa puede negarse a prestar servicios a gays y lesbianas por motivos religiosos. Por su parte, en el debate, los abogados de Colorado señalaron que la ley estatal «simplemente requiere que, una vez que una empresa ofrece un producto o servicio al público, debe vendérselo a todos». «La empresa puede definir su servicio como quiera, incluso ofrecer solo sitios web que incluyen citas bíblicas que describen el matrimonio como la unión de un hombre y una mujer –dijeron–, pero debe vender todo lo que ofrece a los clientes sin importar su raza, religión, orientación sexual u otra característica».