Las últimas

La despedida de Magdalena Ruiz Guiñazú

Dirigentes de todos los sectores políticos y organizaciones de derechos humanos y comunitarias lamentaron el fallecimiento de la periodista Magdalena Ruiz Guiñazú, emblema de la radiofonía argentina y una de las integrantes de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (Conadep) en 1984. «Despedimos con profundo pesar a Magdalena Ruiz Guiñazú. Su inmenso trabajo en el periodismo y la Conadep nos recuerda la importancia de defender los derechos humanos alzando la voz, desde un lugar de paz, en defensa de la democracia», publicó el presidente Alberto Fernández en su cuenta de Twitter. Abuelas de Plaza de Mayo también ponderó el rol de la periodista en la Conadep mientras que la referente de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora Taty Almeida la recordó como alguien que siempre estuvo a disposición de los familiares de desaparecidos incluso «arriesgándose en esos terribles años de la dictadura».  El ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, quien mantuvo célebres cruces con la conductora radial, dijo que por ella tenía «un enorme respeto profesional y una excelente relación personal, pese a no coincidir para nada en política» y la agradeció gestos que le facilitaron conexiones políticas durante su gestión. La lideresa de la Coalición Cívica Elisa Carrió calificó a Magdalena -no había falta mencionar apellidos con ella- como «defensora de la libertad de expresión y de la democracia en nuestro país». La diputada de Juntos por el Cambio (JxC) María Eugenia Vidal la calificó de «Incansable luchadora de la libertad de expresión y abanderada de los derechos humanos». Para el expresidente de la Unión Cívica Radical (UCR), Alfredo Cornejo, fue «una excelente profesional que prestigió al periodismo» y destacó que será recordada «siempre su participación esencial en la Conadep».