Las últimas

La muerte de Robin Wood

El mundo del comic vernáculo y los amantes de las buenas historias lamentan la muerte de Robin Wood. Creador de personajes como Nippur de Lagash, Mark, Pepe Sánchez, Dago y Gilgamesh, el inmortal, en la época de oro de la historieta argentina, murió el domingo en Paraguay, donde había nacido hace 77 años. Con una capacidad creativa pocas veces vista, en algún momento de su carrera llegó a escribir los guiones de casi la totalidad de las historietas que publicaba Editorial Columba. Algunas veces, para no llamar tanto la atención, utilizaba seudónimos, pero el público fiel que lo siguió por esos años, entre los 60 y casi los 80, buscaban y apreciaban su firma. Conviene aclarar que Robin Wood era su verdadero nombre: era hijo de australianos emigrados a la ciudad paraguaya de Caazapá. Viajero incansable, lector y curioso sin límite, fue si se quiere un adelantado a su tiempo ya que muchas de sus historietas las enviaba por correo desde algún lugar del mundo donde estuviera en tiempos de cierre.