Las últimas

La polémica por las armas para el golpe en Bolivia

Miembros del oficialismo y de la oposición se cruzaron fuertemente en las últimas horas por el escándalo del envío de armamentos de la Argentina a Bolivia durante la gestión de Juntos por el Cambio, denunciada por el Gobierno de ese país y que según el kirchnerismo exhibió la voluntad de «apoyar el golpe de Estado» contra Evo Morales. «Intentaron avalar un golpe de Estado en otro país. Supuestamente querían defender la embajada argentina y al embajador en Bolivia. Ese mismo día asumió Jeanine Áñez», resumió el ministro de Justicia, Martín Soria. En tanto, la entonces ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, afirmó que «lo que nosotros hicimos fue salvar vidas y a nuestra embajada. Mandamos un Hércules con 12 gendarmes y su equipamiento para la tarea que teníamos que hacer». A la vez, sigue su curso la investigación que encaró de oficio la Unidad Fiscal Especializada en la Investigación de Ilícitos relacionados con Armas de Fuego, Explosivos y demás Materiales Controlados. Por su parte, el expresidente Macri expresó que «esta persecución de la que soy objeto es justamente un nuevo intento de desviar la atención del fracaso en el manejo de la pandemia, del fracaso económico y del fracaso de la gestión de las vacunas». Al tiempo que destaca «la falsedad» de los hechos.