Las últimas

Ley para evitar un paro ferroviario en EE.UU.

El Senado de Estados Unidos aprobó una ley que impone un acuerdo sectorial en el transporte ferroviario para evitar una huelga y que es rechazado por algunos sindicatos del sector. La medida surge a pedido del presidente Joe Biden con el objetivo de impedir que un paro en el medio por el que circulan alrededor del 28% de las mercancías en todo el país impacte de manera catastrófica en la economía. Los gremios, que reclaman recomponer los salarios en el marco de un incremento inflacionario, habían planificado una huelga para el 9 de diciembre. El texto aprobado prevé un incremento salarial de 24% en el quinquenio 2020-2024. De la negociación, que estaba estancada y se encaminaba a una huelga, participaron 12 sindicatos y las patronales. Un paro ferroviario habría reducido la actividad económica del país en 2.000 millones de dólares diarios, según calculó la American Railroad Association. Al forzar la adopción del convenio colectivo por sobre las negociaciones paritarias, Biden se granjeó las críticas de los sindicatos y de la mayoría del progresismo dentro de su partido. «No hay un ejemplo más claro de avaricia corporativa que lo que vemos hoy en la industria ferroviaria», dijo el senador Bernie Sanders, uno de los líderes de ese sector dentro de los demócratas.