Las últimas

Liz Truss congeló los precios del gas y la electricidad

La Primera Ministra de Reino Unido, Liz Truss, anunció sus primeras medidas en el cargo, todas ellas destinadas a contener la inflación y frenar los estragos de la crisis energética. La batería de medidas incluye el congelamiento de precios de las facturas de gas y electricidad durante dos años para los hogares y una ayuda de hasta 40.000 millones de libras para las empresas energéticas. La medida representará un ahorro de unas 1.000 libras (1.150 dólares) al año por hogar, en comparación con la subida del tope tarifario que estaba prevista para el 1 de octubre, precisó Truss en el Parlamento, dos días después de su nombramiento en reemplazo de Boris Johnson. Con estas medidas, el nuevo Gobierno conservador espera bajar la inflación, estimada en alrededor del 18% para este año. Además, deja de hecho sin efecto el aumento de hasta 80% de las facturas de energía previsto para octubre y por el cual unos 12 millones de personas corrían el riesgo de caer en la pobreza energética.