Las últimas

Tres días de duelo nacional por la muerte de Hebe de Bonafini

A los 93 años falleció hoy la presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini. Incansable luchadora por los derechos humanos, Bonafini inició su batalla en los inicios de la última dictadura cívico militar, cuando sus hijos Jorge Omar y Raúl Alfredo, fueron secuestrados y desaparecidos. «Ellos siempre están. Todos los días hablo con ellos, no sé si será de chiflada. Hay gente que reza, a mí me gusta hablar con ellos todas las noches y todas las mañanas. Yo siento que estoy iluminada por ellos, les pido que no me dejen equivocar», dijo recientemente en una entrevista publicada en Página 12. «Yo me convertí en Hebe de Bonafini el día que se llevaron a mi hijo Jorge. Ese día salí a la calle y ya nunca volví a mi casa a ser la de antes», expresó.
El Gobierno Nacional decretó tres días de duelo nacional para rendirle homenaje. «Hebe puso luz en medio de la oscura noche de la dictadura militar y sembró el camino para la recuperación de la democracia hace cuarenta años atrás. El Gobierno y el pueblo argentino reconocemos en ella un símbolo internacional de la búsqueda de Memoria, Verdad y Justicia por los treinta mil desaparecidos», semana un comunicado de Presidencia de la Nación, con la firma de Alberto Fernández.
«Hasta siempre Hebe. La Asociación Madres de Plaza de Mayo comunica que nuestra presidenta, Hebe de Bonafini, cambió de casa, como ella siempre dijo de sus compañeras que la precedieron en la partida. Seguirá para siempre en la Plaza de Mayo. ¡Ni un paso atrás!», expresó la Asociación en un comunicado.
«Queridísima Hebe, Madre de Plaza de Mayo, símbolo mundial de la lucha por los Derechos Humanos, orgullo de la Argentina. Dios te llamó el día de la Soberanía Nacional… no debe ser casualidad. Simplemente gracias y hasta siempre”, escribió la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner al anunciar la muerte de la dirigente.
La familia de Bonafini informó sobre el deceso a través de una comunicación de su hija Alejandra que finaliza diciendo «¡La seguiremos encontrando a Hebe en la Plaza y en las luchas de pueblo!».