Las últimas

Mendoza y la fuga de anestesistas

Las autoridades mendocinas amenazan con retirar las matrículas e imponer sumarios en una nueva escalada del conflicto que mantienen con los médicos anestesistas, señala un artículo de La Nación. La falta de anestesistas, una especialidad imprescindible para todas las intervenciones quirúrgicas, llevó incluso a que se aprobara una ley de Emergencia que les prohíbe renunciar, pero la realidad, señala el matutino, es que muchas cirugías terminan suspendiéndose porque no cuentan con un profesional especializado. Según el Ministerio de Salud provincial, hay en Mendoza 229 anestesistas con matrícula activa, pero solo 61 tienen cargos de planta mientras que durante este año 68 anunciaron que no renovarán sus contratos. La razón parece ser excliusivamente de índole económica: los profesionales reclamaron una actualización de sus ingresos del 117%, y un 85% en la guardia de semana, para equipararse con San Juan, San Luis, y Neuquén, explican. Los representantes gremiales rechazan como “una ley de trabajo forzado para no acordar con los trabajadores” a la iniciativa votada, con apoyo de la oposición, para prohibir las renuncias.