Las últimas

Movidas del oficialismo por el Consejo de la Magistratura

La disputa por la composición del Consejo de la Magistratura produjo dos movimientos en forma simultánea en el oficialismo ante el avance de la Corte Suprema para imponer una ley que había sido derogada en 2006. Por un lado, el diputado Germán Martínez, líder del bloque del Frente de Todos en la Cámara baja, le pidió al presidente de esa institución, Sergio Massa, que se abstenga de nombrar nuevos representantes al Consejo hasta que se defina qué criterio se va a utilizar para definir las primeras y segundas minorías en ese órgano. El legislador santafesino adujo en un escrito que «esta solicitud se funda en entender que la definición del criterio para la designación de integrantes debe tener en cuenta los antecedentes inmediatos de las designaciones realizadas previamente». Fue así que pidió abstenerse de nombrar a la diputada por Santa Cruz Roxana Reyes (UCR) como representante del cuerpo en el Consejo basado en una resolución de 2018 del entonces presidente de Diputados Emilio Monzó que designó a Pablo Tonelli, del PRO, como titular, y Mario Negri, de la UCR, como suplente en virtud de un acuerdo parlamentario, en representación de la primera minoría, y presentó la copia de aquella decisión. A la medianoche de este martes, por otro lado, se anunció que el FdT se dividía en dos bloques en el Senado, uno denominado Frente Nacional y Popular, encabezado por José Mayans, y otro, Unidad Ciudadana, conducido por Juliana Di Tullio. De esta manera se quedarían con el lugar correspondiente a la segunda minoría para el Consejo.