Las últimas

Los policías reconocen haber disparado

Dos de los tres policías de la Ciudad detenidos por el crimen del adolescente Lucas González admitieron en sede judicial haber disparado sus armas contra el auto en el que chico iba con tres amigos por el barrio porteño de Barracas. Los efectivos se quebraron durante las indagatorias y lloraron en varias oportunidades, según fuentes tribunalicias. Pero de acuerdo a un cable de la agencia Télam, los acusados dieron una versión distinta sobre cómo ocurrió el asesinato. Sin bien admitieron haber disparado contra los jóvenes, argumentaron haberse bajado del auto Nissan Tiida de la Brigada de Investigaciones de la Comuna 4 al grito de «policía» y con los chalecos identificatorios puestos, y que también hicieron sonar la sirena, aunque no encendieron las luces azules del rodado porque no funcionaban. Isassi, quien estaba a cargo de la brigada, alegó que estaban trabajando por orden de una fiscalía penal, contravencional y de faltas de la Ciudad de Buenos Aires. Luego dijo que la actitud de los tripulantes del auto parecía «sospechosa» y deslizó que pensó que podía tratarse de algo vinculado con drogas, aunque no explicó por qué.