Las últimas

Niebla rioplatense

Los porteños se sorprendieron de pronto por una densa y persistente niebla que cubrió los edificios y mostró una imagen espectral del obelisco. El fenómeno se extendió desde la tarde del miércoles a algunas zonas del conurbano bonaerense y fue definido por los especialistas del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) una «niebla por advección» al tiempo que alertaban a quienes tenían que volver a casa conduciendo sus vehículos. Según explicaron los meteorólogos, las nieblas más comunes se producen por radiación. Son las que se forman mayormente durante la madrugada y se disipan ni bien sale el sol. Esta vez lo que ocurrió fue algo diferente. La advección se produce «cuando una masa de aire relativamente más cálido y húmedo se desplaza sobre una superficie más fría, en este caso, las aguas del Río de la Plata».