Las últimas

Nobel de Química para «constructores de moléculas»

La Real Academia de Ciencias de Suecia otorgó el Premio Nobel de Química de 2022 a los estadounidenses Carolyn Bertozzi y Barry Sharpless y el danés Morten Meldal por el desarrollo de «una herramienta ingeniosa» para la construcción de moléculas que, entre otras cosas, resultan útiles para el desarrollo de productos farmacéuticos y mapear el ADN. Se trata de las llamadas, «química click» y «química bioortogonal». Al explicar los motivos del galardón, Johan Åqvist, presidente del Comité Nobel de Química, dijo que «el Premio de Química de este año trata de no complicar demasiado las cosas, sino de trabajar con lo fácil y sencillo. Las moléculas funcionales se pueden construir incluso siguiendo una ruta directa». Y agregó que Sharpless y Morten Meldal sentaron las bases para «una forma funcional de química, la química del click, en la que los bloques de construcción moleculares se unen de manera rápida y eficiente». Bertozzi, por su parte, «desarrolló reacciones de click que funcionan dentro de los organismos vivos (…) estas reacciones bioortogonales se usan globalmente para explorar células y rastrear procesos biológicos». Mediante esas reacciones los investigadores mejoraron la orientación de productos farmacéuticos contra el cáncer.