Las últimas

Otra muerte por violencia de género, en Tucumán

Una mujer de 30 años apareció muerta luego de que la policía de la localidad tucumana de Trancas no le quisiera tomar una denuncia por violencia de género contra su pareja. Noelia Sosa tenía dos hijos y según su cuñado, los agentes que la atendieron en la comisaría local le dijeron que no podían recibirle la denuncia porque «no estaba el oficial de guardia» y le indicaron que volviera más tarde, a pesar de que ella les explicó que no podía salir porque el hombre estaba afuera y tenía miedo de lo que pudiera hacerle. Campos dijo a medios locales que afuera estaba su pareja, un acaudalado productor de la zona, con una abogada, para hacer una contradenuncia. Campos señaló que horas después les avisaron a la familia que Noelia había muerto. “«Fuimos corriendo hasta ahí, estuvimos horas esperando y cuando llegaron los de criminalística estuvieron cinco minutos y nos entregaron el cuerpo», agregó el pariente, quien agregó que de acuerdo con el informe, la joven se había suicidado. El jefe de la Unidad Regional Norte (URN), de la policía tucumana Joaquín Girvau Olleta, dijo que habían relevado a la cúpula de la comisaría. «Se inició una investigación administrativa para determinar la responsabilidad del personal de esa comisaría por el suicidio de Noelia Soledad Sosa», declaró en conferencia de prensa.