Las últimas

Otra noche tensa en torno de la vivienda de CFK

Fue otro domingo de tensión frente al edificio donde vive Cristina Fernández de Kirchner, que terminó la noche virtualmente cercado por una veintena de carros de asalto y cientos de agentes de la policía porteña mientras permanecía un puñado de militantes del Frente de Todos en la vereda, sin interrumpir el tránsito en la calle, como les había pedido la vicepresidenta. Durante el día, el Partido Justicialista (PJ) repudió la represión desatada el sábado y condenó la agresión contra Máximo Kirchner, quien fue recibido a empellones cuando intentaba ingresar a la casa de su madre, tal como se vio en videos viralizados en las redes. El PJ responsabilizó al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, mientras que el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, -que también fue maltratado durante la movilización del sábado- señaló que los «macristas optaron por el camino de la violencia». En el mensaje del PJ se cuestiona además «la provocación que significó la colocación de las vallas y la detención de dirigentes (…y…) la aparición de dos volquetes llenos de piedras en la intersección de Paraná y Santa Fe».