Las últimas

Peligro para el siglo XXII

La NASA logró identificar al asteroide Bennu, que cuenta con 500 metros de diámetro, y alertó que podría chocar contra la Tierra a partir del año 2135. La misión OSIRIS-REx pudo conseguir predecir su trayectoria durante los próximos siglos. Según se informó, la roca espacial podría cruzar un «ojo de cerradura gravitacional» y así cambiaría su trayectoria, lo que lo llevaría directo hacia la Tierra. Esta cerradura es una región del espacio donde la gravedad de un planeta puede alterar la órbita de un asteroide. Durante una conferencia de prensa, el principal autor del estudio, Davide Farnocchia, explicó: «Debemos tener en cuenta que la probabilidad de impacto, en general, es realmente pequeña». La posibilidad de que Bennu choque con la Tierra es de 1 entre 1.750, un porcentaje del 0,057%. Y su punto máximo de riesgo se daría el 24 de septiembre de 2182.