Las últimas

Penalizan a Caputo Hermanos

La Inspección General de Justicia (IGJ) dispuso una «fiscalización estatal limitada» para la firma Caputo Hermanos S.A. y le aplicó una multa de cien mil pesos «por cada uno de los estados contables por los ejercicios cuya presentación omitió» desde 2005 hasta la actualidad, lo que suma un total de 1,8 millones de pesos. La mirada del organismo se posó sobre la empresa luego de que se conocieran los pagos a una carpintería propiedad de Jonathan Morel, uno de los referentes del grupo de ultraderecha Revolución Federal y ahora detenido en el marco de las amenazas contra dirigentes políticos enrolados con el kirchnerismo. «Desde su misma constitución, la sociedad Caputo Hermanos S.A. no registró nunca sus estados contables en esta IGJ y el pago de las tasas anuales de inspección sólo fueron abonadas desde los años 2005 al 2008, sin abonar tasas posteriores. Por tales motivos, la sociedad fue incluida por este organismo dentro del listado de las ‘sociedades inactivas’», dice la resolución.