Las últimas

Plummer, Van Gogh y las energías renovables

Phoebe Plummer, de 21 años, militante ecologista inglesa que el viernes pasado arrojó sopa de tomate sobre la pintura «Los girasoles» de Vincent Van Gogh, expuesta en la National Gallery de Londres, se disculpó y expresó que nunca hubiese realizado la acción si no hubiera habido un vidrio que protegía la obra de arte. El video de Plummer, activista de la organización Just Stop Oil, se viralizó en la redes sociales y allí explica que «no dañamos la pintura. Estuve en el tribunal y me dijeron que había habido daños mínimos en el marco, que es reparable y reemplazable». Si bien Plummer reconoció que fue una «acción ridícula», dijo que su intención era «llamar la atención para hacer las preguntas que importan». Y agregó: «¿Está bien que los combustibles fósiles estén subvencionados 30 veces más que las energías renovables, cuando la energía eólica es nueve veces más barata?».