Las últimas

Presión para libertad de genocidas

Abogados de autores de crímenes de lesa humanidad de la última dictadura cívico-militar exigieron a la Cámara Federal de Casación Penal la prisión domiciliaria para sus defendidos. La solicitud fue conocida a través de una fotografía que publicó el diario La Nación. En la imagen se veía a quienes participaron del encuentro: el juez Alejandro Slokar (presidente de Casación), Alberto Solanet (Justicia y Concordia), Guillermo Fanego (Asociación Defensores de Derechos Humanos de Latinoamérica) y Aníbal Guevara (Puentes para la Legalidad). También estaba el vicepresidente de la Cámara, Mariano Borinsky, y a su lado, Ricardo Saint Jean, hijo del gobernador de facto de la provincia de Buenos Aires, y María Laura Ole, hija de uno de los jerarcas del V Cuerpo de Ejército y ex Secretaria de Casación. Las organizaciones pro-impunidad pidieron la reunión después de que en marzo pasado la Casación reactualizara reglas prácticas para acelerar los procesos por delitos de lesa humanidad y de que sus autoridades brindaran un mensaje de apoyo al proceso de «verdad y justicia».