Las últimas

Pueblos originarios en Brasil, víctimas en la disputa por la Amazonia

La ministra de los Pueblos Indígenas de Brasil, Sonia Guajajara, exigió ayer que se sancione debidamente a los responsables por el asesinato de un nuevo miembro del pueblo guajajara, en el estado de Maranhao, al norte del país «Recibimos la noticia de otro brutal asesinato en la Tierra Indígena Arariboia, en Maranhao. La víctima es Valdemar Guajajara que fue asesinado a garrotazos y pedradas. Es la segunda muerte de un indígena guajajara en solo una semana», afirmó en sus redes sociales la primera ministra indígena en la historia de Brasil, luego de que el cuerpo fuera hallado el sábado, en un municipio próximo a su reserva con señales de haber sido violentamente golpeado en la cabeza.  Desde hace varios años las reservas de Maranhao son blanco de ataques de compradores ilegales de tierras y madereros, según organizaciones de derechos humanos, que también denuncian la impunidad de estos crímenes y la pasividad de las autoridades brasileñas. Los conflictos aumentaron en los cuatro años de gobierno del ultraderechista Jair Bolsonaro, un defensor de la explotación de la Amazonia, incluso en reservas ambientales e indígenas, y que durante su gestión se negó a delimitar nuevas tierras para los pueblos originarios. Además, se informó l número de hospitalizaciones de niños yanomamis en grave estado aumentó en la última semana, desde que el gobierno brasileño declaró una emergencia sanitaria en la mayor reserva indígena del país, en el estado de Roraima, en la Amazonia.