Las últimas

Represión y racismo en Brasil

Según una investigación realizada por la Red de Observatorios de Seguridad en siete estados brasileños durante 2020, la represión policial asesina a la población afrodescendiente con especial intensidad. El estudio «Piel de blanco: el color de la violencia policial» constató que los asesinatos en manos de las fuerzas del orden en Río de Janeiro, Bahía, Ceará, Piauí, Pernambuco, São Paulo y Maranhão siempre afectan a porcentajes mayores de población negra. El caso de Río de Janeiro es el más elocuente. En 2020 el 86% de los asesinados por acciones policiales tuvieron como víctimas a negros afrodescendientes. El coordinador de investigaciones de la Red de Observatorios de Seguridad, Pablo Nunes, explicó que el estudio refleja que en Brasil persisten prácticas racistas que se llevan adelante «con el consentimiento de las autoridades y la naturalización de gran parte de la sociedad».