Las últimas

Represor con pulsera

Enrique Augusto Barre es comisario retirado de la Policía de la provincia de Buenos Aires. Durante el terrorismo de Estado fue jefe de la División Delitos contra la Propiedad de esa fuerza, que funcionaba en la Brigada de Investigaciones de Banfield, donde funcionó uno de los tres centros clandestinos (los otros son Quilmes y El Infierno) bajo análisis en un juicio que se desarrolla desde octubre pasado. El expolicía es uno de los pocos acusados en el juicio que llega sin condena previa por su participación en el plan sistemático de tortura y exterminio que fuerzas de seguridad y civiles desplegaron durante la última dictadura cívico eclesiástica militar. Bajo prisión preventiva de cumplimiento domiciliario desde 2015, Barre recibió el dispositivo de monitoreo del encierro de ese beneficio recién hace 10 días.