Las últimas

Sabotajes a los gasoductos Nord Stream 1 y 2

Una investigación realizada por Suecia sobre las explosiones ocurridas a fines de septiembre en los gasoductos Nord Stream I y II, que conectan Rusia con Alemania bajo el mar Báltico y proveen el fluido a Europa, confirmó que en ambos casos se trató de sabotajes. «Los análisis que se han realizado muestran restos de explosivos en varios de los objetos extraños encontrados», señaló este viernes en un comunicado el fiscal Mats Ljungqvist, quién lleva a cabo la investigación preliminar abierta tras el hallazgo de cuatro enormes fugas de gas en los ductos. Se documentaron «daños graves en las cañerías de gas provocados por detonaciones», añadió el comunicado, reproducido por la agencia de noticias Sputnik. «La continuación de la investigación preliminar va a mostrar si alguien puede ser procesado», añadió la fiscalía. Estos gasoductos han estado en el centro de tensiones geopolíticas desde el inicio de la guerra ruso-ucraniana, el 24 de febrero pasado, debido a la decisión de Moscú de utilizar los hidrocarburos como represalia por las sanciones occidentales, lo que derivó en la interrupción del suministro de gas hacia países muy dependientes, entre ellos Alemania.