Las últimas

Sanciones no inclusivas

Luego de que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires prohibiera el uso del lenguaje inclusivo en los establecimientos educativos del distrito, la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, advirtió que habrá sanciones a los docentes que no cumplan con la disposición. «Es obvio que como toda norma se tiene que cumplir y si no se cumple, hay un proceso administrativo disciplinario. Del mismo modo que si una docente elige evaluar con emoticones en lugar de números. Yo regulo las formas de evaluar. Si no se cumplen, hay un procedimiento de sanciones», sostuvo Acuña. Luego, la funcionaria indicó que la utilización del lenguaje inclusivo en las aulas «genera un obstáculo en la comprensión y en la fluidez lectora y en la escritura por parte de los estudiantes que están en una situación muy crítica». Y agregó: «La utilización de estas nuevas incorporaciones que rompen las convenciones del lenguaje generan un obstáculo. Si en el aula ponés en un primer grado una palabra con un arroba, otra palabra con una x y otra palabras escrita correctamente, generás confusión».