Las últimas

Veredicto histórico

Tras diez meses de juicio, el Tribunal Oral Federal número 5 de la Ciudad de Buenos Aires condenó a Jorge «Tigre» Acosta y Alberto «Gato» González, los genocidas de la Escuela de Mecánica de la Armada, por violencia sexual contra tres detenidas en ese centro clandestino durante la última dictadura cívico-militar, entre 1977 y 1978. Acosta y González fueron sentenciados a 24 y 20 años de prisión, respectivamente, y en un veredicto histórico, los hechos fueron considerados crímenes de lesa humanidad en el fallo cuyos fundamentos se darán a conocer a mediados de octubre. El fallo es histórico e inédito porque la violencia sexual que los represores ejercieron sobre detenidas –cabe aclarar que no solo en este centro clandestino de detención– ya había sido denunciada en testimonios de sobrevivientes desde el inicio de los procesos judiciales, pero hasta hoy el TOF 5 –ni otros tribunales– nunca los había incorporado en sus fallos. El «Tigre» Acosta (jefe del Grupo de Tareas 3.3.2) y «Gato» González (oficial de inteligencia e integrante de la misma «patota»), que están en prisión ya por las condenas a prisión perpetua que recibieron en juicios orales y públicos previos, adicionan esta nueva condena.