Las últimas

Xiomara Castro al frente en Honduras

Con casi 20 puntos de ventaja por sobre el candidato del oficialismo, Xiomara Castro, del partido Libertad y Refundación y esposa del derrocado mandatario Manuel Zelaya, se consagraba ganadora de las elecciones presidenciales hondureñas cuando faltan computar cerca de la mitad de las mesas. Castro, de 62 años, sería la primera mujer en llegar a la presidencia en el país centroamericano y a la vez representa la vuelta al gobierno del espacio de centroizquierda que había construido su esposo entre 2006 y 2009, cuando fue sacado de su casa por un piquete militar y puesto en la frontera de Costa Rica bajo el cargo de haber intentado modificar la constitución a través de un referéndum. La reforma la hizo el sucesor, derechista, aunque sin llevarlo a consulta popular y en otros términos a los propuestos por Zelaya, que se había acercado a los gobiernos de Hugo Chávez y el resto del progresismo latinoamericano de la época. Castro computaba 53% de los votos mientras que el oficialista Nasry Asfura, del Partido Nacional, de derecha, alcanzaba el 34%. Deberá suceder a Juan Orlando Hernández, del PN, quien gobernó por dos períodos consecutivos y enfrenta acusaciones de narcotráfico en Estados Unidos.