Multimedia

Desechos electrónicos

La tecnología avanza a pasos agigantados, y al mismo ritmo se vuelve obsoleta, generando gran cantidad de basura electrónica. En la Argentina se generan por año y por habitante cerca de siete kilos de este tipo de residuo, que contiene sustancias químicas, metales pesados y «preciosos» como oro, plata, platino o cobre. En ocasiones estos residuos son vertidos a cielo abierto, contaminando el medioambiente.  Los usuarios en general no saben qué hacer con este tipo de basura, cuyos componentes mal procesados no solo son desaprovechados, sino que además son altamente tóxicos. En nuestro país existen empresas (como Oikoscrap, la quilmeña de las fotos) y organizaciones que se dedican a recolectarlos, desarmarlos, clasificarlos y reintroducirlos en el mercado. Sin embargo, y de acuerdo a la ONU, menos de una sexta parte de estos residuos se reciclaron correctamente en los últimos años y solo unos pocos países de la región cuentan con leyes sobre la gestión de desechos electrónicos.