Multimedia

Gente del Remanso Valerio

«Soy gente del Remanso Valerio que es dónde el cielo remonta el vuelo en el Paraná», reza una canción santafesina, mitad himno, mitad oración, emblema de los pescadores artesanales y de su Cristo de las redes, protector de la comunidad ubicada entre el puente Rosario-Victoria y la localidad Granadero Baigorria. «Soy cuarta generación nacida en “el Valerio”», cuenta Lalo Díaz, el pescador más antiguo del lugar. «Quedamos cerca de 300 familias resistiendo, pero siempre vivimos amenazados por el desalojo».  Pese a la presión constante, a través de una cooperativa de vecinos construyeron viviendas, calles y dotaron de agua y electricidad al barrio. La traza del enlace vial, debajo del puente, provocó el éxodo de algunas familias del lugar, que fueron relocalizadas. «Se fueron, pero vuelven casi todas las tardes a ver el río», señala Celeste Núñez. «Para nosotros el río es todo y no es un capricho quedarnos, es nuestro derecho», agrega.