Multimedia

Trabajar rejas adentro

De acuerdo con la ley 24.460 de Ejecución de la Pena Privativa de Libertad, «el trabajo constituye un derecho y un deber del interno». Sin embargo, no son suficientes los puestos en los talleres que funcionan en las cárceles, como sucede en el penal de Villa Urquiza, en la provincia de Tucumán. De los casi 800 internos alojados en el complejo, poco más de 100 acceden a los talleres debido a la falta de cupo, ya que varios fueron desactivados. Los reclusos que no cuentan con esa posibilidad y tienen la voluntad de ocuparse terminan creando sus propios oficios. Así aparecen muebleros, peluqueros y escoberos. Según el Instituto de Criminología del penal, la laborterapia les permite a los internos no solo aprender un oficio para cuando recuperen su libertad, sino que además los saca del encierro de las rejas y los lleva a un ámbito distinto en términos de rutina y sociabilización.