Mundo | Bitácora

Abuso trágico


Justicia. Por las jóvenes fallecidas en el albergue. (Ordoñez/AFP/Dachary)

Jimmy Morales, presidente de Guatemala, deberá responder en la Justicia por el incendio en el albergue juvenil Virgen de la Asunción que le costó la vida a 40 niñas e hirió gravemente a otras 19 en los primeros días de marzo. Dos parlamentarios acusaron al mandatario de ejecución extrajudicial, tortura, incumplimiento de deberes y abuso de autoridad. Según familiares y activistas, Morales y la policía actuaron con impericia y crueldad para resolver las protestas iniciadas por las menores internadas y dijeron que existió un «crimen de Estado». Varias organizaciones, incluida la OEA (Organización de Estados Americanos), venían exigiendo atender las denuncias de malos tratos, abusos sexuales y utilización de alimentos en mal estado que impulsaron el motín.