Mundo | Bitácora

Alternativas

La Iglesia Católica, a través de un reciente documento, cuestiona los movimientos especulativos en el sistema  financiero y exige mayores regulaciones. En el marco de su diagnóstico, el texto llama a promover experiencias que apunten al bienestar colectivo. «Deben ser alentadas realidades como el crédito cooperativo, el microcrédito, así como el crédito público al servicio de las familias, las empresas, las comunidades locales y para la ayuda a los países en desarrollo», sostiene. El mensaje incluye una fuerte crítica a las cuentas offshores: «Más de la mitad del comercio mundial es llevada a cabo por grandes sujetos, que reducen drásticamente su carga fiscal transfiriendo los ingresos de un lugar a otro, dependiendo de lo que les convenga».