Mundo | Bitácora

Arte en rebelión

Las movilizaciones y la represión en Chile continúan y se extienden a todos los ámbitos de la vida social. El Festival de Viña del Mar no fue la excepción, con protestas en repudio a la política represiva del Gobierno en las afueras del anfiteatro donde se desarrolló el espectáculo. En el evento, varios artistas principales cuestionaron al presidente Sebastián Piñera. Entre ellos, los comediantes Stefan Kramer y Javiera Contador, y la cantante Mon Laferte, quienes recibieron la mayoría de las más de 100 denuncias ante el Consejo Nacional de Televisión por «hacer apología de la violencia» y «denigrar a los Carabineros». En los días en que se desarrolló el festival, cabe señalar, el Instituto Nacional de Derechos Humanos informó que entre mediados de octubre y de febrero, se registraron 3.765 heridos por disparos y gases lacrimógenos, en tanto el Poder Judicial dio a conocer las cifras de las detenciones ilegales desde el inicio del estallido: 1.928.