Mundo | Bitácora

Ataques sin fin

Kirkuk. El yihadismo renueva su ofensiva. (Ibrahim/AFP/Dachary)

A ocho meses de que la coalición liderada por Estados Unidos anunciara el triunfo sobre Estado Islámico (EI) en Irak, la acción de militantes yihadistas no ha cesado en diversos puntos del país. Así se desprende de las palabras del consejero de seguridad del gobierno de Irak, Hisham al Hashimi, quien admitió que se duplicó la cantidad de secuestros y asesinatos desde mayo, con mayoría de casos en las provincias de Kirkuk, Diyala y Salahuddin. Sin embargo, y frente al recrudecimiento de los ataques de EI, los medios locales decidieron no difundir los atentados con el fin de evitar «sembrar el pánico» y «obstaculizar operativos de búsqueda y rescate de desaparecidos». Cabe recordar que a fines de 2017, al informar el triunfo de la coalición sobre el Daesh, el primer ministro iraquí, Haider al-Abadi, sostuvo: «A pesar de esta victoria final, debemos permanecer en alerta».