Mundo | Bitácora

Aulas abiertas

París. Consignas contra la reforma educativa impulsada por Macron. (Samson/AFP/Dachary)
Acompañados por profesores, sindicatos y partidos de izquierda, miles de estudiantes secundarios y universitarios salieron a las calles en Francia para rechazar la reforma educativa impulsada por el presidente Emmanuel Macron, que pretende incorporar determinados requisitos de acceso a la enseñanza superior, hasta ahora inexistentes. Según denuncian los jóvenes, se trata de un plan que establecerá una «selección disfrazada» en la que intervendrán factores como el sexo y la procedencia socio-económica del postulante, y que afectará principalmente a los estudiantes con menos recursos. Además, sostienen que la iniciativa disminuirá la calidad de la enseñanza y la volverá más elitista, acabando «con la igualdad de oportunidade» que caracteriza al sistema educativo francés. Macron respondió que era hora de «poner fin al mito del acceso a la universidad para todos».